sábado, 4 de noviembre de 2017

Contigo pan y cebolla

PAN Y CEBOLLA...

¿A quién se le ocurriría esta combinación?

Porque seamos sinceros, la cebollita así caramelizada, pochadita o en tortilla de patata estupendamente oye, pero con pan y a palo seco...¡infumable! 😓

Aunque claro, la expresión viene que ni pintada para las relaciones de pareja porque lo mismo pasa con algunas de ellas...que no hay por donde cogerlas.

Sí, ya sé que el significado original de esta frase tan castiza es todo lo contrario, que el amor lo puede todo, que si hay amor no se necesita nada más, que con amor todas las penas son menos....

Pues ya lo siento pero yo hoy me he propuesto desmontar este castillo de naipes.


SI NO ESTÁS DISPUEST@ A EXPLOTAR TU BURBUJA DE ROMANTICISMO 
¡¡¡NO SIGAS LEYENDO!!!

Es muy romántico, muy bonito y muy idílico lo de vivir sólo de amor...y del aire claro, porque ya me dirás tú con un bocata de cebolla si vas bien alimentado (te hacen falta unos cuantos pucheros de tu madre para remediar tan escasa dieta).

Pero muy poco práctico y realista, ya te lo digo yo.

Parafraseando una vez más a mi querido Borja Vilaseca, igual deberíamos revisar esa visión tan romántica que nos han vendido del amor.


Canciones, películas, libros...incluso desde Disney nos convencen de que necesitamos encontrar a nuestro príncipe azul para poder ser felices y comer perdices.

Que tú dirás: ¡Ah!, ¿pero eso existe?

Efectivamente, NO

Y de ahí tanta frustración, tanta rabia, tanta decepción y tanto drama cuando una relación se acaba y deja de ser tan perfecta y maravillosa.

Yo de jovencita era super mega hiper romántica...suspiros de amor me llamaban...(no, qué va, es broma, me lo acabo de inventar pero me ha salido la frase del tirón y me he hecho gracia a mí misma así que la he metido con calzador 😂)

 

Pero sí que es verdad que vivía los desamores como una tragedia griega 😭😭😭

Y llenaba libretas escribiendo poesías dedicadas a amores imposibles...

Aún se acordarán Cris y Mamen, mis compañeras de desdichas amorosas, de aquella época en la que yo ejercía de poetisa oficial del grupo y me pedían que escribiera un poema con las iniciales de los chicos que les gustaban (algún eurillo me habría sacado si hubiera cobrado por eso ¿eh chicas? 😜)

Porque en aquellos maravilosos años nuestra felicidad dependía de que el chico de nuestros sueños, guapísimo, listísimo y perfectísimo, nos dedicara un segundo de su valioso tiempo....ainsss, si alguien nos hubiera explicado ya entonces que solitas nos valíamos para ser felices.

Casualmente, justo ayer volvieron a reponer en la televisión un clásico del cine romántico: GHOST 

Sí, sí, que ya sé que todos la hemos visto cuatrocientos millones de veces, y me dirás, ¿no te la tragarías otra vez verdad?.

Pues sí, qué le voy a hacer...y es más, volví a llorar como una pánfila cuando Sam sube aquella moneda que Oda Mae le pasa por debajo de la puerta para demostrarle a Molly que está ahí de cuerpo presente....

Y por supuesto tuve que reprimir los hipidos cuando bailan usando el cuerpo de Whoopi o cuando se despide de ella antes de irse hacia la luz....

Esa peli junto a Pretty Woman, Dirty Dancing y Oficial y Caballero marcaron una época.

¿Cómo vamos a estar preparadas luego para un desengaño amoroso?

Reconócelo, después de aquello todas las chicas hemos deseado durante toda la vida que un maravilloso caballero andante nos coja en brazos a lo Richard Gere o nos diga la mítica frase a lo Patrick Swayze:


"No permitiré que nadie te arrincone"



Qué momentazos....

Y claro, después de las emociones que nos crearon estas escenas y el aprendizaje que nos dejaron a fuego de que cuando estuviéramos en apuros siempre vendría el caballero en su blanco corcel a rescatarnos...¿cómo nos las apañamos para sobrevivir solas en este mundo cruel???

Pues desarrollando algo tan sano como es la autoestima, el autoconocimiento personal y algo bueníiiiisimo y que os recomiendo si aún no lo habéis probado: identificar esas creencias arraigadas respecto al amor y cambiar las que nos impiden ser felices.

O sea, todo eso que hemos oído muchas veces durante nuestra infancia y que nuestro inconsciente se ha quedado para él solito bien agarrado cual viejita con su bolso, no vaya a ser que nos lo roben👛

Y todos los mensajes que sin darnos cuenta recibíamos de las canciones de románticos empedernidos como Eros Ramazzotti, Alejandro Sanz, Guns'n'Roses....(ooops! perdón, los últimos se me han colado que estos eran más de liarla parda in the Jungle, aunque es bien sabido que las baladas más bonitas siempre las han hecho los heavies...¿qué no?).

"Sin ti no soy nada", "No puedo vivir sin ti", "Muero por tu amor"...¿te suenan?. Títulos de canciones sí....pero ¿no las has dicho alguna vez? ¿O te las han dicho? ¿O las has oído decir?

Claro, porque cuando se quiere a alguien es normal sentir que te falta el aire si no está, sentir la necesidad de estar con esa persona, de que te quiera para siempre, de que nunca te deje. Y lo normal es depositar toda nuestra felicidad en sus manos.

¿O no es tan normal? ¿O realmente esa necesidad está hablando más del apego emocional que del amor de verdad? 🤔

Con lo bonito que es decirle a alguien:


"No te necesito pero aún así te elijo porque contigo mi vida es mejor"

A mí me parece precioso y sobre todo sano, muy sano.

Pues oye no, que si queremos a alguien hay que morir de amor y sentir que nuestra vida estaría vacía sin él. Porque si no no queremos lo suficiente. Porque si no queremos menos.

Y yo me pregunto: ¿No será que queremos mejor?

Porque cuando yo soy consciente de que ni mi felicidad ni mi tristeza dependen de nadie más que de mi mismo, estoy completo y soy libre. Y todo aquello que elijo a partir de ahí, contribuye a aumentar esa felicidad.

RECUERDA:

No tienes que buscar a tu media naranja, porque ya eres una naranja entera.


Y como me venía bien para lo mío, le he robado un estado de facebook a mi amiga Mauri (lo sé, soy una ladrona pero ella hace la vista gorda porque tiene debilidad conmigo, ¡a que sí guapi! 😋):



Así que ya sabes, elige a alguien que te haga reír y que aporte a tu felicidad un brillo más intenso.

Y si está dispuesto a despeinarse contigo, ¡pues mejor que mejor! 😉

¡Feliz día! 👄


PD. Si te ha gustado ¿me dejas un comentario?

También puedes suscribirte o seguirme para no perderte ninguno de mis posts 😋


16 comentarios:

  1. Me encanta Gema! No lo podías expresar mejor! Me he sentido identificada cuando haces alusión a esa rista de películas que nos han marcado! Cierto es que me siento muy arraigada a ellas! Jajajajaja! Y es verdad que vivo sumergida en un cueto de adas! Pero más verdad es lo que acabas diciendo al final de tú meritoso texto! Nos tenemos que valer por nosotras mismas! Saber que solas somos felices y plenas y si hay alguien que nos ayude a vivir la vida más feliz! Pues mucho mejor! Gracias por arrancarme unas risas y por la interesabte reflexión! Un besazo amiga y sigue así! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias guapa! No has puesto tu nombre pero he averiguado quién eres jeje. Me alegro de haberte arrancado unas risas, es uno de mis objetivos...Tenemos esa conversación pendiente! 😘

      Eliminar
  2. Una verdad ... verdadera de libro !! Nacemos completos y si no somos capaces de ser felices solos , no lo seremos al lado de nadie !! Es genial compartir la vida con alguien porque queremos, pero sabiendo que sin esa persona , seremos igual de felices ... ya sabes, estoy bien sin ti, pero aún así te elijo...aunque tengo que reconocer que las pelis que nombras me encantan !!! Aunque mi preferida siempre será , los puentes de Madyson ��������

    PD . En cuanto a lo que has robado de mi muro , e tuyo ... eres una de las personas en las que pensé al escribirlo!! ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues claro que sí, si las pelis de amor son lo más...siempre que seamos capaces de bajar luego al mundo real jaja. Y Los Puentes de Madison también es una de mis favoritas 😉
      Y gracias por pensar en mi con esa frase! 😘

      Eliminar
  3. Las imágenes, las palabras, las frases hechas, en verso, con rima, las anécdotas y las narraciones con descripciones en colores - verbo, melodía y color - hacen una combinación perfecta para que el cerebro infantil memorice comportamiento y modifique la pureza y la autoestima innatas. Gracias al artículo de Gemma, muX@s pero que muchos, ahora y aquí podemos desperezarnos y redactar nuestro mantra, incorporarle nuestra melodía y transformar creencias arcaicas reductivas por amor puro y libre, auténtico, propio. Bravissima Gemma! In abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Isabel, qué bonito escribes! 😍😍😍

      Eliminar
  4. Hola Gema! Me ha gustado mucho esta entrada, porque es un tema al que yo también le doy muchas vueltas. Y la verdad es que la teoría es la que tú comentas, que no necesitamos a nadie para ser felices, eso lo primero, y lo segundo, que hay que no hay que depositar nuestra felicidad en manos de otra persona. Pero a veces también se hace inevitable sentir ese "apego" o como quieras llamarlo... no sé si a ese punto se llega con la edad, pero reconozco que es complicado poner todo esto en práctica.
    En su día escribí un par de entradas sobre este tema:
    https://lachicadelahoradelte.blogspot.com.es/2017/02/amor-apego-y-desesperacion.html
    https://lachicadelahoradelte.blogspot.com.es/2017/02/san-valentin-traicionero.html

    Te las dejo por aquí por si te apetece leerlas.
    Me gustan mucho las reflexiones de tu blog!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchísimas gracias por tu comentario y tu opinión...realmente el tema del apego hay que trabajarlo mucho desde el autoconocimiento personal y el desapego a las emociones, lo cual no significa que se deje de sentir o nos volvamos insensibles! Muy al contrario aprendemos a gestionar mejor las emociones y a madurar en ese sentido con lo cual las relaciones son más sanas.
      Por supuesto que leeré tus posts, te seguiré y te pongo algún comentario! 😉

      Eliminar
  5. Me ha encantado Gema!
    totalmente de acuerdo en que somos naranjas enteras. El amar sin necesitar al otro no sólo nos hace más libres sino más justos también. Responsables de nuestra propia vida y compartiendo con la persona que tenemos al lado.
    ��
    Alicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro guapa! Tú y yo nos entendemos bien jeje. ¡Un besazo y muchas gracias por comentar! 😘

      Eliminar
  6. Hola Gema!
    Me encanta tu blog. Vales un valer.
    Muchísimas gracias por todo.
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Tere! Seguimos en contacto 😉😘

      Eliminar
  7. En primer lugar me gustaría felicitarte por la vitalidad y el contenido del blog, que han logrado llamar mi atención y visitarlo en varias ocasiones ¡Enhorabuena!
    Respecto al post, me ha encantado, estoy completamente de acuerdo con lo que expones, es más, me has hecho aprender cosas nuevas y recordar sensaciones que quizás tenía olvidadas. ¡Muchas gracias!

    Recibe un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchísimas gracias César! Tu opinión es importante para mi y me anima a seguir, ¡un abrazo! 😊

      Eliminar
  8. Cristina:
    " Te quiero tanto y tan de veras que mi corazón se encoge y grita tu nombre..." no recuerdo como sigue, Gema, la carpeta ya la perdí (recuerdo hasta para quien la escribiste, que no era para mi, yo te la robé), pero esa frase la he recordado tantas veces...con mis hijos en brazos intentando dormirlos por la noche...un amor por el que yo si que siento lo de "contigo pan y cebolla".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que recuerdes esas cosas Cris! Qué manera de vivir los amores adolescentes ¿verdad?.

      Y sí, entiendo que por tus hijos sientas amor incondicional aunque llega un día que hay que dejarlos volar...😘😘😘

      Eliminar