sábado, 20 de enero de 2018

Porque yo lo valgo

Pues claro que sí. Porque yo lo valgo. 

Y que venga alguno y me diga que no...¡vamos hombre!


Todos recordamos aquel anuncio de L'oreal, con ese movimiento de melena al viento....aunque a mi me ha gustado más esta versión con cara de decir: 

"Aquí estoy yo titi"


Qué grandes frases nos han dejado los anuncios de la tele, y cuantas las hemos incorporado casi a nuestro refranero popular:

  • ¡El algodón no engaña! (sí, eso que te decía tu suegra cuando inspeccionaba el polvo de tu casa)
  • Red Bull te da aaalaaas (esta la has leído poniendo el tonillo, que lo sé yo...)
  • Si no hay casera, ¡nos vamos! (utilizada en comidas familiares con todas sus variantes de bebidas)

Hay que ver, qué listos son estos de la publicidad, mucho nos quejamos de los anuncios (que a veces hay película entre anuncios y no al contrario) pero poco se habla de cómo nos cuelan su mensaje subliminal...🤔

Pero volviendo al tema del pelazo y a lo que yo valgo, no solo lo valgo sino que además me lo merezco.

¿Y qué me merezco, te preguntarás?

Pues me merezco lo mejor. Y tú también.

Que te quieran, que te mimen, que te cuiden, que te respeten, que te valoren....

Pero sobre todo te mereces hacer todo eso por ti mismo. Te mereces quererte, mimarte, cuidarte, respetarte, valorarte...💖💖💖

Porque hasta que tú no lo hagas contigo mismo no lo van a hacer los demás. Acuérdate de los espejitos...si el otro es un espejo entonces ¿qué imagen estás proyectando?. 

El espejo sólo te devolverá aquello que ve.

Y cuando tú te quieras, ¿qué importarán lo que opinen los demás?. Ya no necesitarás ni su aprobación ni su bendición.

Eso sí, los mimitos que te los sigan dando que siempre vienen bien 😜

Recuerdo que cuando iba al colegio era la más pequeñita de mi clase. Todos los días me miraba en el espejo del baño de mi casa con la esperanza de que mis cejas hubieran superado de una vez el marco inferior del dichoso espejo.

Esa era mi marca de referencia, las cejas...oye otros hacen marcas en la puerta, cada uno con su método.


Cada día esperaba el milagro de encontrar un pequeño rayo de esperanza que confirmarse que había pegado un estirón...pero que va, no crecía ni pa' atrás. 

Estaba deseando coger una buena gripe porque decían que cuando tenías fiebre crecías...pues nada, debía tener una salud de hierro porque catarros cogía oye, pero fiebre ni por asomo.

Como contrapunto tenía una compañera que me sacaba como 3 o 4 cabezas sin exagerar. 

Ahora entiendo que para ella tampoco debía ser fácil destacar tanto, porque a fin de cuentas tanto el defecto como el exceso te hacen sentir diferente.

Pero vamos, que eso no le impedía a la muy jodía meterse conmigo e intentar amedrentarme.

El consejo familiar al respecto era:

"Cuando te digan enana tú contesta 
que la buena esencia se vende en frasco pequeño"

Muy literario, muy bonito y todo lo que tú quieras, pero si contestaba eso además de sonar cursi a más no poder se me reían en la cara. O sea, que al final era una enana cursi. Lo que me faltaba.

Gracias a Dios y a la Virgen del Abrigo de Pana (como diría Angel Garó), llegó el ansiado momento en el que alcancé mi estatura actual, un honroso y proporcionado 1.60 m (que para mujer no está mal como se suele decir 😂 ).

No sé hasta qué punto el hecho de pasar desapercibida de pequeña por aquello de la estatura fue la causa de uno de los episodios más oscuros de mi vida, y al que a día de hoy aún estoy intentando encontrarle explicación.

Me imagino a mi inconsciente diciendo:

¿Qué soy pequeña? ¿Qué no me veis? 
¡Pues ahora me vais a ver hombre!

Y ahí estaba mi querido peluquero Fede, dispuesto a ayudarme en tamaña misión... y se emocionó amigos... 

Y me tiñó el pelo de morado (nunca dejes a un peluquero a su libre albedrío).

Pero no morado de ese sutil que favorece, nooooooo.

Morado que parecía un dibujo manga.

Solo existe un documento gráfico de aquella fechoría porque el tinte solo duró una semana, gracias a Dios, y he estado dudando si ponerlo o no....al final he decidido hacer un mix para que veas el paralelismo (sí, he pixelado mi cara, es por tu bien pero te aseguro que soy yo, créeme).



Y ahora ya puedes borrar de tu retina la foto, de hecho se autodestruirá en 3,2,1...💣💣💣

Hay que reconocerme valor ¿eh?

No me digas que no hay que tenerlos bien puestos para atreverse a salir a la calle con ese look y con la cabeza alta. 

Era más joven, insensata e influenciable que le vamos a hacer. A día de hoy aún lo utilizo como arma arrojadiza cuando voy a la peluquería a teñirme y (sí, aunque suene difícil de creer sigue siendo mi peluquero unos 15 años después, le tengo cariño, qué le vamos a hacer).

Pero a pesar de que mi autoestima no sufrió daños irreparables a causa de mi experiencia escolar, qué distinto habría sido si en el colegio y en casa se enseñara a no poner etiquetas.

La gorda, la flaca, la enana, la monster (sí, así habíamos apodado a la compañera trescabezasmasalta), la gafotas, la empollona....

Enseñarnos a eso y a gestionar nuestras emociones desde niños.

A comprender su utilidad, a aceptarlas y a no dejarnos llevar por ellas.

A desapegarnos de los pensamientos negativos, de nuestro diálogo interno que es lo que realmente socava nuestra autoestima.

A entender que hay muchos tipos de inteligencia (no solo la que saca sobresalientes), que todos tenemos habilidades especiales y que el carisma y el atractivo no dependen de un físico.

Y sobre todo, a sentir que somos únicos, intransferibles e irrepetibles.

Así que, ya sabes.

Seas moreno o rubio, con pelo largo o corto, a capas o rizado, o incluso si no tienes un pelo de tonto...


¡Eres bienvenid@ al club de los despeinad@s! 😉

Y recuerda...


Te recomiendo leer este artículo sobre la autoestima de César Álvaro, a mí me pareció genial:


 https://ununiversomejor.com/como-subir-la-autoestima/


PD. Si te ha gustado este post ¿me dejas un comentario?

También puedes suscribirte o seguirme para no perderte ninguno de mis posts 😋


10 comentarios:

  1. Me encanta Gema. Gracias por enriquecer mi día. Soy tu fan incondicional. Besooooos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a ti por seguirme y por apoyarme! 😘

      Eliminar
    2. Me encanta y como decía Auseron en la negra flor; y es que me gusta tu cara y me gusta tu pelo y las uñas tan largas y la falda de vuelo...

      Un besote Gema��


      Eliminar
    3. Jajaja muchas gracias amigo! 😍

      Eliminar
  2. Un post Genial, Gema! Además el título viene "muyu al pelo", jajajaja. Parece que utilizas productos "GARNIER", para despeinar a la gente, jajaja. Fuera de bromas, desde que descubrí el poder de la abundancia, voy aprendiendo a valorarme a quererme a respetarme, a darme regalos de forma consciente y a valorar, respetar y mimar a los demás, así como a dejar que los demás, me quieran, me valoren, me mimen (eliminé cierta creencia masculina de que "eso no era para hombres"). La última vez que dejé que me mimasen fue el otro día con las enfermeras de Urgencias, en lugar de ponerme nervioso y tenso, porque me curasen, cambié la visión y decidí relajarme y disfrutar de sus cuidados. Así todo fue muy rápido y NADA doloroso, jajajaja
    Un saludo y a tu disposición, para valorarte y dejar que me valores y me despeines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja muchas gracias Santi! Así que me gusta, que te quieras y te dejes querer, de eso se trata! Seguiremos despeinándonos...😋

      Eliminar
  3. ¿Porque yo lo valgo? Lo cierto es que yo a veces estoy tan cansada que creo que solo valgo para dormir...pero ahí está la ciencia para decirme, como oí el otro día por la radio, que las mujeres necesitamos dormir más...resultados científicos... y de esto se un rato jeje pero de momento los demás ya me han puesto la etiqueta y tengo que vivir con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, seguro que se puede hacer algo para cambiar eso y que puedas volver a tener energía en el día a día...si lo necesitas aquí estoy para ayudarte, puedes escribirme por privado a mi email gema@cuidodemi.com 😉

      Eliminar
  4. Muuuuyyyy chulo Gemiki, me encanta, a ver si me lo aplico y me quiero un poquito más q falta me hace...aiiinnnsss

    Y q te voy a decir de tu pelazo morado? Q yo no te veo mal, tu siempre rompiendo moldes, con dos ovarios
    Un besazo y sigue deleitándonos con tu buena prosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Bertuchi, con qué buenos ojos me miras! jajaja.
      No dudes que seguiré dando guerra con mis artículos...un besazo! 😘

      Eliminar